TOP

“Tortilla de Patatas”

4 ingredients Fácil

La tortilla de patatas no podía faltar en el menú, con pimiento y cebolla o sola sin nada, a gusto del consumidor. Hay gente que tiene miedo a hacerla por el tema de darle la vuelta, pero no es difícil, todo es cuestión de técnica y rapidez en el giro de la sartén.

Aquí en el sur es típica llevarla los domingos a la playa acompañada de unos pimientos fritos.

No hay nada como el sabor de una buena tortilla de patatas casera. En el mercado hay tortillas refrigeradas que pueden salir al paso pero nunca estarán a la altura de las hechas en casa, así que atrévete, ponte a pelar patatas y ¡a cocinar!

 

Tortilla de Patatas

  • Nivel: Fácil
  • Tiempo de Preparación: 30 Minutos

Ingredientes

  • 1/2 kg de patatas
  • 4-5 Huevos
  • Aceite
  • Sal

Instrucciones

  1. Pelar y trocear las patatas

    Pelaremos las patatas, las lavaremos y las trocearemos en cubitos de unos 1,5 cm de espesor aproximadamente, echándoles sal al gusto.

     

  2. Freír las patatas

    En una sartén pondremos a calentar aceite para freír. Cuando esté caliente echaremos las patatas.

    Freíremos a fuego medio-bajo para que las patatas se pongan blandas pero sin llegar a dorarse.

    Cuando estén hechas las apartaremos en un plato con un papel absorvente, para quitar el exceso de aceite.

     

  3. Batir los huevos

    Batiremos los huevos añadiendo sal al gusto.

    TRUCO: Si quieres que tu tortilla quede más esponjosa, añade un chorrito de leche al huevo batido.

     

  4. Mezclar

    Cuando tengamos los huevos bien batidos añadiremos las patatas que previamente hemos frito.

    IMPORTANTE: Fíjate que el huevo cubre bien las patatas cuando mezclemos todo, si no es así tendrás que batir otro huevo más en un recipiente a parte y añadirlo. Así evitaremos que la tortilla quede seca.

    Pasos Tortilla de Patatas

  5. Hacer la tortilla

    - En una nueva sartén añadimos un par de cucharadas soperas del aceite que hemos utilizado para freír las patatas.

    - Pondremos la sartén a fuego medio. Cuando esté caliente bajaremos un poco el fuego, echaremos la mezcla de los huevos con las patatas y dejaremos que cuaje a fuego lento. puedes dejar que se haga así directamente, o si quieres que quede bien hecha por el centro puedes mover las patatas con el huevo en cuanto eches la mezcla en la sartén, presionando luego para que no queden huecos.

    - Cuando la parte superior haya dejado de estar líquida en exceso, y al mover la sartén se note que la mezcla está quedando compacta será la hora de darle la vuelta. Para ello utilizaremos un plato de diámetro superior al de la sartén que se ha utilizado (si lo prefieres puedes utilizar también una tapadera de sartén plana y sin orificios). Lo pondremos sobre la sartén, la levantaremos y nos pondremos sobre un lugar adecuado, por si se derramara algo. Pondremos la mano abierta en el centro del plato y presionaremos, mientras que en la otra mano sostendremos la sartén. Daremos un giro rápido de muñeca y dejaremos caer la tortilla de la sartén al plato. Una vez tengamos la tortilla en el plato la volveremos a echar en la sartén por la parte que sigue cruda.

    Pasos Voltear Tortilla de Patatas

    ¡CUIDADO!: Ten mucho cuidado. Si tardas mucho en echar la tortilla en la sartén el calor de la tortilla puede traspasar el plato y te podrías quemar.

    - Por último dale forma redondeada a los bordes con la ayuda de un utensilio de madera para no estropear la sartén

    - Deja cuajar el resto de la tortilla el tiempo que estimes necesario en función de como prefieras que quede -más hecha o más cruda-.
     

Notas

Podrás acompañarla con la salsa que más te guste, en bocata o en pincho, como prefierás, estará buena de cualquier forma.

 
Solo quedará un paso para terminar… sacar la tortilla en un plato y ¡a disfrutar!

 

 

«
»

3 COMENTARIOS

  • Recetas Mexicanas on 28 marzo, 2012

    Buena receta, gracias.

  • Yiondala on 28 marzo, 2012

    Me alegro de que te haya gustado.

    Saludos!

  • fredy on 4 julio, 2017

    Gracias por explicarlo tan bien, para los que somos negados en la cocina.

Deja un comentario